¿Cómo hacer más seguro tu depa para los niños?

Si te mudas a un nuevo departamento con tus hijos y están empezando a caminar, recuerda estos puntos para asegurar su integridad y permitirles prosperar en las mejores condiciones. Nada es más importante que mantener a los bebés seguros en el hogar.

 

5 Consejos para tener tu depa más seguro

 

Protegerlos de la electricidad y los tomacorrientes

Para reducir el riesgo de descarga eléctrica, asegúrese de instalar interruptores en los enchufes en todas las áreas del apartamento. También mantenga accesibles los conectores y cables eléctricos, especialmente si están en mal estado, rotos o desgastados (en este caso, reemplácelos inmediatamente).

 

Agregar protección a las ventanas y puertas

A medida que sus hijos crecen, se vuelven más curiosos, creativos e inteligentes, por lo que las perillas no serán suficientes para mantenerlos a salvo. Asegúrese de instalar cortinas en las ventanas, especialmente si vive en los pisos superiores. También coloque cerraduras especiales en las puertas que no permitan que los niños salgan del apartamento o suban las escaleras sin supervisión.

 

Evitar el ingreso de los niños a la cocina

Este es un lugar muy peligroso para tus pequeños y por lo tanto debes redoblar tus esfuerzos para evitarlo. Guarde todo en lugares altos y/o seguros. Asegúrese de almacenar artículos inofensivos en los estantes inferiores, pero guárdelos mientras está en ellos. También es importante poner un cobertor especial para que los niños no entren a la cocina, esto evitará que estén cerca del fuego y cosas calientes.

 

Elegir sabiamente pisos y alfombras

Por mucho que quieras evitarlo, siempre habrá un momento en el que tus hijos empezarán a correr por el apartamento. Por eso, es importante elegir un suelo antideslizante para protegerlos de una posible caída. En cuanto a las telas, deben ser suaves, firmes y tener un tejido débil, ya que sus hijos pueden tratar de comérselas o enfermarse.

 

Comprar pensando en su seguridad

El peligro para tus hijos no es solo la posibilidad de resbalar, sino también que puedan golpear y/o dañar algo. Cuando compres artículos para el hogar, tenga esto en cuenta. Si vas a comprar muebles, estos no deben tener bordes afilados, y si buscas adornos para tu apartamento, no deben ser pesados ​​ni estar hechos de materiales perecederos.

Compartir: Facebook